Entradas

GRUPO CANALIS en el túnel del AVE en A Canda (Ourense)

GRUPO CANALIS encargado de limpiar los colectores en el túnel de La Canda.

En breve la llegada del AVE a Galicia será una realidad. GRUPO CANALIS ha vuelto a participar de este hecho histórico. Ya lo hizo en el año 2016 en A Gudiña para OHL. En esta ocasión vuelve a poner su especializado granito de arena en la infraestructura más grande construida nunca antes en Galicia.

La UTE TÚNEL DE LA CANDA VÍA IZQUIERDA (formada por las empresas COPASA, COPISA y COVSA) ha querido contar con GRUPO CANALIS. Una cuadrilla especializada en limpieza ha actuado en las obras de la vía izquierda del túnel. Una puesta a punto integral de todos sus colectores. Más de 7 km de longitud quedan listos para ser verificados por los técnicos del Ministerio de Fomento.

Para estos trabajos GRUPO CANALIS ha dispuesto los medios propios necesarios. Principalmente camiones hidrodinámicos de alta presión. Además de diferentes toberas rompedoras, bombas depresoras para la aspiración de residuo y obturadores en diferentes diámetros (para la realización de bypass). Todo reforzado por las tareas del personal más cualificado.

Solo contando con todos los medios y sistemas de seguridad necesarios, GRUPO CANALIS puede acceder a obras de esta envergadura. Aportar una solución a la última pared que separa Galicia de la meseta, siempre es un orgullo. Esperamos disponer pronto de este importante servicio.

previous arrow
next arrow
PlayPause
Slider
luces ultravioleta tubería ourense canalis

VIAQUA y GRUPO CANALIS rehabilitan 60 metros de tubería en Ourense con la tecnología sin zanja

VIAQUA y GRUPO CANALIS rehabilitaron este lunes 60 metros de tubería de la red de saneamiento en la calle Celso Emilio Ferreiro de Ourense.

El objetivo de esta actuación fue la reparación de un tramo de la red de alcantarillado.

Para estos trabajos se optó por emplear la tecnología sin zanja con el fin de evitar ruidos y molestias para los vehículos y peatones. De esta manera, ni la calzada ni las aceras fueron objeto de cortes de circulación, permitiendo así el mantenimiento del ritmo normal de la ciudad.

Para llevar a cabo esas tareas, se empleó el sistema de encamisado con manga continua, lo que permitió la creación de una tubería nueva dentro de la ya existente, compuesta de fibrocemento y hormigón. Tras realizar la inspección con una cámara CCTV teledirigida y la limpieza de la tubería con una unidad de limpieza a presión, se llevó a cabo un proceso de curado a través de un equipo de rayos ultravioleta, la tecnología más avanzada para este tipo de trabajos.

La nueva infraestructura carece de juntas, tiene un espesor de 5 milímetros y un diámetro de 600 milímetros. Esta actuación mejora de forma notable el coeficiente hidráulico y la resistencia de la propia tubería.