Slider

 

 

Hoy nos gustaría incidir sobre algunas de las múltiples ventajas de la tecnología sin zanja.

1. Es mucho más rápida.

2. No necesita reposición de pavimento.

3. No necesita movimientos de tierras.

4. No necesita transporte de materiales de desecho a terrenos autorizados.

5. Es más segura para trabajadores, peatones y vehículos.

6. No hay cortes de tráfico.

En relación a los costes, en la mayoría de los casos, las técnicas de rehabilitación son más económicas que las que implican apertura de zanja.

En relación a los materiales, tienen una vida útil de más de 50 años y, en función de los espesores recomendados para cada tramo, se obtendrá una resistencia a carga estructural igual o superior a la de una tubería convencional.

Más allá de estos aspectos, estas tecnologías son respetuosas con el medio ambiente; con nuestros sistemas de rehabilitación no alteramos el entorno ni generamos ningún tipo de residuo, reduciendo también a cero la contaminación acústica, ya que nuestros procesos no se acompañan de ruidos ni molestias innecesarias.

 

ventajas centrado logotipo